lunes, 26 de agosto de 2019

Charla para padres en colegio Dunalastair

 AUG 

Charla Carolina Pérez Stephens : “¡Niños secuestrados por las pantallas!”

Para quienes nacieron una o dos generaciones atrás y crecieron en un ambiente lejos de pantallas touch, de Smartphone, Smart-tv, Tablet, e innumerables artefactos tecnológicos que rodean a nuestros niños hoy en día, ésta es una realidad muchas veces incomprensible, dada las características de estos medios, que no solo pueden generar un cierto grado de dependencia, sino peor aún, enfermedad y adicción.
Según estudios realizados durante el ultimo año en nuestro país a través de Fundación Instituto para la Mujer y el “Censo Digital Internet Segura” liderado por la Subtel y VTR, además de los informes publicados por la OCDE sobre el uso de pantallas y redes sociales entre niños y jóvenes chilenos, la sobreexposición a estos dispositivos amenazan tanto su salud física como mental, declaraciones basadas en  las alarmantes cifras que nos sitúan en la cúspide de lamentables rankings a nivel regional y mundial, sobre obesidad infantil, consumo de alcohol y drogas, y el uso excesivo de  pantallas con los efectos adversos que esto conlleva, en términos de adicción a redes sociales, videojuegos y aumento del cyberbullying.



 Charla “¡Niños secuestrados por las pantallas!”
Fue en el contexto de este panorama tan poco alentador, que nuestro Colegio en conjunto con la gestión de las delegadas de Infant, convocaron a la Educadora de Párvulos UC y Master en Educación en Harvard University Carolina Pérez Stephens, para que realizara su aclamada charla; “¡Niños secuestrados por las pantallas!”, la que se efectuó el pasado martes 13 de agosto en el auditorio de nuestro establecimiento, frente a decenas de padres y apoderados, de niños que pertenecen a cursos entre play group y segundo básico.
La charla que tuvo una duración de una hora y media, es una mirada para muchos pesimista de cómo estamos formando a nuestros hijos. Sin embargo, el trasfondo de estas conferencias, apuntan a crear conciencia en temas de contingencia que atañen a nuestra comunidad escolar; una conciencia que nos permitiría provocar cambios positivos  en el entorno al cual como familias estaríamos expuestos, y a exponer las herramientas según su experiencia; los padres actualmente están omitiendo en la crianza de niños y jóvenes.
Para Carolina Pérez Stephens, el hecho de que los pre-escolares estén expuestos a todo tipo de pantallas desde que son pequeños, es el peor error que estamos cometiendo actualmente como país. Ella señala que “las investigaciones en neurociencias, exponen que las pantallas interactivas, producen una cantidad anormal de dopamina en quienes las consumen, lo que finalmente provoca fallas en el cerebro de los niños. Es por esa razón que los niños no se concentran, tienen cambios bruscos de humor, se vuelven agresivos y desafiantes, sufren preocupantes cambios en la presión sanguínea y en el nivel de azúcar en la sangre. Nuestros niños tendrán serias dificultados de comprensión en el futuro, y además, esta sobredosis de dopamina daña la ínsula, esa pequeña zona del cerebro que desarrolla la empatía y la compasión”.
Además agrega que “los papás y las mamás le tienen terror a que los niños se aburran, y la verdad es que los niños necesitan tiempo de ocio y reflexión, donde uno se conoce a si mismo. Hoy día los niños no saben manejar su aburrimiento porque los estamos llenando de placer. La idea es que nuestros niños jueguen con piedras, jueguen con legos, si les gusta la robótica que se compren los kit donde puedan armar su robot y los programan. Pero hoy a nuestros cabros de 10 años no les da el mate para hacerlo, porque somos numero uno en niños que consumen redes sociales, video juegos, etc.”.
Para la experta y activista en contra de las pantallas a temprana edad, las cifras de adicción, sobreexposición y agresión que esta provocando la tecnología a disposición de personas aún sin criterio formado y capacidad de autoregulación, ocasionará que “en poco tiempo los niños estarán sometidos a medicamentos, terapias siquiátricas, internaciones por adicción, envueltos en episodios de crisis y síndrome de abstinencia recurrente. Y  nosotros tendremos hijos pequeños y adolescentes fuera de control”.
En sus charlas, Carolina Pérez acude constantemente a la  a evidencia científica y los múltiples estudios que ha realizado respecto a este tema, para demostrar, que “los juegos que juegan nuestros hijos hoy en día,  no son juegos para que jueguen”.
Frente a este escenario, es que la educadora propone padres agrupados, padres comprometidos y padres que se transformen en activistas de una infancia y adolescencia responsable de sus hijos, como formadores de agentes de cambio para que estas generaciones y las venideras, sean un real aporte a esta sociedad.
Pérez señala que entre los diez meses y los diez años, “los padres se juegan el mundial de fútbol de la inteligencia de sus hijos. Aquí los niños pueden aprender de todo… Luego la capacidad de aprender cosas nuevas va bajando cada vez más. Y a los 25 años, el cerebro dice yo ya maduré, es hora de que las neuronas empiecen a morir… Es en la edad temprana, que los niños tiene que aprender idiomas, instrumentos, aprender a trabajar en equipo”.  Además añade que los efectos de no parar a tiempo estas conductas, generan graves consecuencias, como por ejemplo la estadística generada por dos clínicas del sector oriente de Santiago, quienes admiten “que el 60% de ingreso a urgencias, es por intento de suicidio en adolecentes”. Las niñitas dice la experta, “se están cortando los brazos, las piernas, y todo el mundo dice que ¡eduquemos!. Que eduquemos en redes sociales… ¡Digámosle a un cerebro inmaduro y que busca placer, que se autorregule, cuando no tiene la capacidad intelectual (de hacerlo), porque su cerebro no se puede autorregular!”.

Una luz al final del túnel
A pesar de todo lo antes expuesto , la docente tampoco pierde la esperanza, y entrega  tips y consejos a los padres para que comiencen de a poco a hacer este  cambio. “Mi experiencia clínica, es que desde pre kínder hasta tercero básico, si a los niños  les sacas todas las pantallas de un minuto a otro, los cabros no van a decir ni pío y se van a ir a jugar al patio. De 4 to, 5 to y 6 to básico, el umbral del placer está más seteado por lo tanto si tu quitas todo, van a  decir estoy aburrido, eres la peor madre, no me gusta esta casa, etc. Y tu te vas a transformar en coach de tu hijo, porque este niño no se puede auto gestionar este aburrimiento. Sin embargo si la decisión es sacar las pantallas de una, después de dos o tres meses el cerebro del niño se ha reseteado. De 7mo básico para arriba y para muchos, es terapia sicológica o siquiátrica”.
Para finalizar, Carolina recomienda el libro Reset Your Child´s Brain de la psiquiatra norteamericana Victoria Dunckley, que según reseña la publicación, es “un plan de cuatro semanas para poner fin a las crisis entre niños y jóvenes, subir sus notas y aumentar sus habilidades sociales al revertir los efectos de las pantallas”. 
En conclusión, las familias de hoy en día tienen grandes misiones y desafíos. Si todos los pronósticos expuestos esa tarde fueran ciertos, los padres deben buscar estrategias para poder criar a sus hijos en el lugar indicado y el entorno adecuado, para que sigan sembrando sueños, tomen las decisiones correctas y se enfrenten a ese futuro aún incierto, con las herramientas precisas.
Los niños requerirían entonces de mayor atención, tiempo, espacios de aburrimiento, ocio e instancias honestas poder expresar sus emociones. Necesitan sorprenderse con nuevos paisajes, admirar  personajes de obras teatrales y libros, disfrutar de la música y los colores de una muestra de arte, la adrenalina de subir cerros, trepar árboles, conocer gente, jugar con otros niños., correr, saltar, bailar, cantar, y en definitiva disfrutar la vida. Permitir que esos espacios se abran camino en la vida de niños y jóvenes, es sin lugar a dudas,  el mejor legado para ellos y las familias que construirán a futuro, en una sociedad que aún no sabemos cómo los recibirá y sostendrá.

viernes, 23 de agosto de 2019


NEUROCIENCIAS BIEN APLICADAS A LA EDUCACIÓN INICIAL
#STEPHENS_PHILOSOPHY

Helsby preschool (La Reina)
Goldfish preschool (La Dehesa)
Starfish preschool (Los Dominicos)


Muchas veces hemos oído decir que la primera infancia es la etapa más importante para el desarrollo humano. Pero, ¿qué significa realmente?, ¿qué dice la ciencia al respecto? Las neurociencias aportan algunos datos fascinantes que no dejan de llamar la atención acerca de lo fundamental que tiene el estimular adecuadamente el cerebro en los primeros años de vida humana.
Por ejemplo, nacemos con un número finito de neuronas – más de cien mil millones- , que se van reduciendo con el tiempo, pero cuyas conexiones y desarrollo comienzan desde antes del nacimiento.
El cerebro humano nace tan plástico, que durante la primera infancia- hasta los 3 años aproximadamente- sería posible extraer un hemisferio completo del cerebro de un niño, y la otra mitad supliría la tarea de ambos y ya a los 4 o 5 años de edad, el cerebro del niño alcanzará casi el 80% de su tamaño adulto.
Favorecer las conexiones en las neuronas es una tarea que debe realizarse durante la primera infancia. ¿Cómo?, una ecuación simple sería: evitar lo que atenta contra el desarrollo (el estrés), y fomentar lo que lo favorece (el placer)
“Aprender es sagrado” y las neurociencias han aportado datos tremendamente útiles, como aquel que relaciona el aprendizaje con el estrés.
El estrés es una de las situaciones que hay que tratar de manejar con los niños porque es una de las situaciones que afecta la capacidad de aprendizaje.
Pero no hay que verlo como una enfermedad, porque es útil en la medida que nos moviliza. Por eso, lo importante para facilitar el aprendizaje es mantener el estrés controlado, de modo que no pase de ser un estado de alerta o desafío que lleve a os niños a solucionar problemas.
El problema con e estrés es cuando se mantiene durante un tiempo prolongado. Un adulto puede aguantar durante un tiempo, pero los niños no tienen experiencia y no saben manejarlo. Si los tienes en un contexto de amenaza, de temor, no logran salirse de la situación, generándose ahí un trastorno emocional  que afecta el cerebro y mata neuronas: disminuye la neurogènesis, genera muerte prematura del cerebro, y la persona va perdiendo la capacidad de aprender cosas nuevas.
Esta muerte paulatina prematura  del cerebro se puede evitar en los niños tratando de disminuir el ambiente de estrés, que a veces es generado por los mismos profesores que tratan de modificar sus conductas a través del miedo, de castigos, “Time out”, o poniéndoles exigencias que van más allá de sus capacidades. Incluso, los niños pueden reaccionar de distinta manera al estrés. Algunos son más susceptibles, o genéticamente están más predispuestas a sufrir situaciones de estrés.
En esta etapa de la primera infancia, ¿cuáles son las situaciones de estrés más habituales que se dan en la sala de clases de hoy?
El estrés es una situación que se evalúa como una amenaza. El niño tiene la seguridad con su mamá, entonces, el separarlo de ella en la sala le genera sensación de miedo. Esto se compensa con el afecto y la atención. Son las educadoras quienes deben saber manejar y contener las emociones de los niños nuevos, atenuar el miedo pero sin bloquear lo que sienten. De este modo se evitan las emociones negativas y se posibilita que fluyan las emociones positivas, como la sensación de bienestar, de protección.
Depende de la educadora crear ambientes que hagan sentir a los niños y a sus padres que están en un lugar seguro y confiable.

Es por esto que es crucial que el jardín infantil se organice un excelente PERIODO DE ADAPTACION  en marzo, cuando todos los niños ingresan al jardín infantil.
Qué significa Periodo de adaptación?, que los niños van acompañados de su mamá/papá/abuelita, y estos adultos acompañan a los niños durante una hora cada día por una semana.
De esta manera el lazo afectivo entre el niño y su educadora se da con su figura de apego presente.
Esto también sirve para que los padres conozcan a las educadoras, vean la sala, conozcan los materiales, rutina, metodología, etc.
Cuando los papás ven lo cariñosa y preocupada que es la educadora, cómo ha logrado conocer y conquistar a sus hijos, se irán tranquilos y confiados a sus trabajos.
Por el contrario, si ellos ven que su hijo está triste, que sufre, que ningún adulto lo mira o lo invita a jugar, serán padres que no se irán, que no tendrán confianza con la educadora y que probablemente generaran problemas en el jardín. Con justa razón, ya que no se ha ganado su confianza.
Es por esto que el periodo de adaptación debe organizarse muy bien, las educadoras deben saber y tener muy claro, que hacer, como hacerlo y con qué materiales. Ellas deben organizar horas de círculo y de magia fascinantes para llamar la atención de los niños, que ellos quieran espontáneamente separarse de sus mamas para ir a jugar con ellas. Así el niño, poco a poco, día a día, se irá dando cuenta que asistir al jardín infantil es entretenido.
Cuando un periodo de adaptación esta’ bien planificado y todo el equipo del jardín trabaja de manera colaborativa en una semana todos los niños están adaptados, sus padres fuera de la sala y a semana siguiente ya se puede enseñar ciencias, arte, matemáticas, etc.
En los jardines donde no se realiza un periodo de adaptación los niños pueden incluso llorar por un mes, lo que obviamente imposibilita a educadora de realizar su labor educativa.
Invertir una semana y tener a los padres dentro de la sala me garantiza un año de éxito. Y las neurociencias lo avalan.

Cuando el niño ya está adaptado y va todos los días feliz al jardín nuestra gran tarea como educadoras es que el niño GOCE DE APRENDER, y esto o haremos a través del juego con propósito.
Durante muchos años los científicos investigaban el cerebro con la intención de explicarse por qué algunas neuronas se conectaban con otras “a fuego”, es decir no se separaban más, versus otras neuronas que se conectaban con otras pero a la semana o al mes se separaban. No sabían si era un tema químico o de alimentación.
El resultado fue concluyente: lo UNICO  que hace que una neurona se conecte s a sus vecinas de por vida es el PENSAMIENTO CRITICO.
Por lo tanto nuestra tarea como educadoras es hacer crecer esas dendritas a través del juego creativo y con propósito, de manera que el niño sea capaz de observar, descubrir, investigar, cuestionar, compartir conocimientos, explicar, etc.
Todas estas destrezas no nacen espontáneamente, es la educadora la que crea ambientes ricos en estímulos, a través de un gran tema integrador, donde el niño tenga la oportunidad de poner las manos en la masa y aprender.
Esto claramente implica mucho más trabajo que pasarle al niño una hoja blanca donde tenga que dibujar o pintar. Esto implica una Planificación estratégica donde cada mes ella pueda organizar un Juego centralizador, decore su sala, se disfrace, prepare los cuentos que va a leer, sus preguntas de reflexión, actividades manuales, materiales didácticos, etc.



Finlandia y Singapur: las claves del éxito

En apariencias, comparten poco y nada. De ubicaciones opuestas, cultura distinta, climas que no se asemejan, religión e idiomas de apariencia incompatibles, Finlandia y Singapur tienen en común, sin embargo, ser líderes mundiales en educación. ¿Cómo lo hicieron? Aquí lo analizamos.
Los niños empiezan el colegio a los 7 años y prácticamente no tienen tareas para la casa. Así es el sistema educativo finlandés, hoy, una referencia en la materia.
Aunque estos datos parecen ir fuera del recetario habitual del debate educativo, el modelo ha funcionado de manera óptima. ¿Cómo lo han hecho entonces?
Hace medio sigo, en Finlandia comprendieron que los primeros años tienen gran influencia en como los individuos piensan y se comportan. Si nuestros niños logran convertirse en aprendices que se auto motivan, va a depender en gran medida de la estimulación, guía y alimentación que recibió en sus primeros años de vida. Las educadoras de párvulos, entonces, jugamos un rol crítico en este sentido, ya que estas experiencias tempranas van a ser potenciadas con adultos preocupados y cariñosos que hacen del aprender algo fascinante.
E rol de los educadores es preparar a sus alumnos para que gocen de aprender toda su vida. Queremos que nuestros niños disfruten de observar, explorar y descubrir el mundo, que aprendan a pensar y que lo disfruten. Por eso queremos aprender de los mejores, Finlandia y Singapur.
Cómo aprenden realmente los niños?

·         Observando
·         Explorando
·         Imaginando
·         Descubriendo
·         Investigando
·         Recolectando información
·         Compartiendo conocimiento

La decisión

Finlandia y Singapur son los países líderes hoy en educación y se caracterizan por invertir en las personas. Ellos supieron, 50 años atrás, que la única forma de salir de la pobreza era invirtiendo en educación de calidad, especialmente en el ámbito preescolar. Entonces cambiaron la forma de enseñar.
Por tradición, el maestro era visto como un dispensador de conocimientos. A la luz de los resultados arrojados por las neurociencias, sin embargo, estos países cambiaron e foco y fueron modificando la formación inicial de sus profesores, metodologías pedagógicas y bases curriculares.
En ambos países la base está en el juego, pero un juego con propósito, donde las educadoras crean ambientes ricos en estímulos, con mucho material didáctico, libros, decoración, etc. La idea que subyace es crear en el niño el interés de aprender sobre distintos temas.
En Finlandia y Singapur se enseña a partir de temas integradores. Por ejemplo, el Espacio y los planetas. A partir de este tema, la educadora enseña todo lo que el currículo indica, pero usando un eje central fascínate para los niños, que son los planetas y el sistema solar. Esto significa que las educadoras deben tener una planificación estratégica  de que se va a enseñar, como se va a enseñar, con que material y como se va a extender el vocabulario del niño. Así, por ejemplo, pueden intervenir la sala de actividades con decoración de satélites de poliestireno, naves espaciales construidas con material de desecho, se puede poner música de la guerra de las galaxias, mientras que la educadora esta disfrazada de astronauta. De esta manera, los niños preescolares aprenden fácilmente os nombres de los cráteres de la luna, las distintas misiones Apolo, nombres y clasificación de planetas, entre muchas otras cosas.

Como dijo muy bien Sharon Lynn , experta en educación de la universidad de Columbia en su presentación de enero en la UDP: “Un servicio mediocre en educación inicial no logra nada, es como alimentar a los niños con dulces, se ve bien, sabe bien, pero a la hora de nutrir a un niño ,no lo hace”
Finlandia: educación, educación, educación.
Hace apenas 60 años Finlandia era un país pobre y golpeado por la guerra: había perdido una parte importante de su territorio y además tuvo que pagar pesadas indemnizaciones a la entonces Unión Soviética por largos años. Sin embargo, invirtió fuertemente en la educación de su pueblo y utilizo para esto más dinero que muchos otros países europeos. La educación, igualdad y democracia forman la base sobre la cual los finlandeses desean construir su cultura.
Hace un tiempo, a la presidenta de Finlandia tarja Jalonen le preguntaron cuáles habían sido los tres factores del éxito en el desarrollo social y económico de país. La presidenta contesto: “educación, educación, educación”.
Interesada en la metodología educativa de este país viajé a Finlandia, donde converse con varios Decanos y profesores de distintas universidades. La pregunta siempre fue: que es lo distintivo de la educación en Finlandia? La respuesta común: cultura, equidad, e sistema educativo y la formación inicial docente.
En general, os factores que los finlandés piensan que inciden en su éxito son: la confianza, el deseo de los mejores estudiantes de estudiar la carrera docente, la importancia de la educación en la historia finlandesa, la formación universitaria de los profesores, una política educativa sostenible, un cuerpo docente integrado por profesionales expertos y con autonomía pedagógica y la visión de que no se puede pensar en la enseñanza sin pensar en el pensamiento y de aprendizaje.
También hay un compromiso total hacia una práctica reflexiva, a través de la investigación y entrega sistemática al desarrollo profesional continuo. Los profesores finlandeses asumen el rol de guías en el aprendizaje de los niños.

Pero, en realizas, qué significa ser un buen profesor?, esa es la pregunta!
La respuesta me la dio Riita Liisa, decana de la facultad de educación de Oulu fue: “El mejor profesor es aquel que recure a estrategias de aprendizaje que despiertan la motivación, el esfuerzo y e interés de los niños por ir mas allá, por descubrir nuevos mundos. Para esto el profesor debe estar altamente calificado, conocer mucho de psicología, neurociencias, didáctica de todos los ramos y una clara vocación para que el niño este feliz en su sala de clases.
Si no  es así, e niño simplemente no va a aprender nada. El cambio en el estilo, método y práctica de los maestros es el secreto del éxito educativo en Finlandia. Alumnos motivados siguen a sus maestros. Nuestra misión es abrirle los ojos del mundo a los niños, darles alas”.
“Es difícil pensar que somos mejores que otros. Quizás algo hacemos diferente. En  esta escuela trabajamos muy duro y estamos muy comprometidos.  Pensamos y planeamos mucho, todo y con mucha antelación, es los que llamamos “Planificación estratégica”.
Los pilares
El proyecto educativo finlandés está basado en dos grandes pilares: conocimientos y habilidades. Los primeros se refieren a conocimientos solidos de contendidos centrales, mientras que los segundos son habilidades para adquirir cenicientos y funcionar en un entorno social y global complejo.
Así, se consolida el concepto de Ambiente de aprendizaje bajo el reconocimiento de que tanto sistema educativo como escuelas deben proporcionar experiencias agradables y seguras. Existe la preocupación de formar individuos y ciudadanos responsables, motivados, integrales, sociales, éticos y críticos. De este modo, los finlandeses marchan a la vanguardia de siglo XXI.

Las claves del camino

·         Cooperación
·         Aprender haciendo
·         Participación de los padres
·         Habilidad en pensamiento critico
·         Sentido de comunidad, responsabilidad y libertad
·         Conocimiento de sí mismo
·         Creatividad y coraje
·         Veracidad, justicia y tolerancia

En Finlandia tienen un dicho que refleja muy bien su identidad: “Sy su”, que significa “nunca nos damos por vencidos”. Ellos lo aplican en todo orden de cosas, incluyendo la educación: no se rinden con ningún niño, a todos los sacan adelante. Los profesores se esfuerzan por tener el mejor material didáctico, las salas más lindas, con decoración que motive a los niños, con canciones y juegos, con actividades al aire libre, experimentos científicos, culturas del mundo, etc.
Los profesores trabajan motivados porque saben que su profesión es valiosa y porque saben que la única manera de salir adelante como país es teniendo gente educada.
El Core currículo foro preschhol education Finland dice claramente así: “El mundo de los niños debe ser enriquecido” y para esto los profesores se deben preparar muy bien para que las horas que los niños pasen en sus salas, estén aprendiendo un 100% del tiempo; cada una de sus actividades debe tener un claro propósito educativo.
Para esto los profesores tienen que diseñar muy bien no tan solo sus clases, sino también el ambiente de sus salas. Sus puntos principales son la planificación estratégica a largo plazo basada en conocimientos científicos fuertes, competencias de experimentación, comprensión e lo que requiere el medio y una completa evaluación de los proyectos y su impacto en la sociedad.
Ellos tienen también el concepto de Bienestar pedagógico. No solo el aprendizaje es importante, sino el sentimiento sobre el aprendizaje. No solo es importante aprender bien sino disfrutar el aprendizaje y la vida. Necesitamos saber bien qué hacer con nuestra vida, porque no es suficiente ser excelente en os resultados académicos.

Lema:

·         Haz las cosas mejor
·         Haz mejores cosas
·         Haz las cosas de nuevas maneras

La mirada local

¿Y qué pasa con Chile? En esto debemos ser humildes, críticos y asumir que claramente no estamos haciendo las cosas bien. Las preguntas son: tenemos la voluntad de ver que estamos haciendo mal?, queremos cambiar?, queremos de una vez por todas cambiar nuestro sistema educativo que repite prácticas pedagógicas que están probadamente obsoletas? Si hay voluntad de parte de los profesores de cambiar sus mallas, las didácticas y las formas de enseñar, recién ahí podremos mirar a Finlandia y aprender de los mejores. Si estamos reticentes y queremos perpetuar nuestras prácticas, mejor no seguir leyendo esto.

Por qué en Chile las profesoras no lo hacen, no se disfrazan, no se cuelgan collares, orejitas?, simplemente porque no están actualizadas con los avances científicos que nos entrega la medicina. Es lamentable que un profesor con experiencia diga “No le encuentro sentido a los disfraces, eso es solo entretención y desconcentra a los niños”. También la psicología positiva avanza en esa dirección, donde se busca que el profesor se dé cuenta de que su responsabilidad no es tan solo enseñar, sino que inspirar al niño, su mente, corazón y alma.

En Chile, en general, las educadoras de párvulos piensan que a los niños no hay que enseñarles mucho sino que ellos deben jugar y que todo debe nacer de sus “intereses y necesidades”. En Finlandia, por el contrario, se va en la dirección opuesta, ellos opinan que hay que enseñarles desde el primer día, su Core Curriculum establece orientaciones de contenido (content orientations) para que los profesores sepan que enseñar y como enseñarlo según la edad de los niños.

En el aula

Que hace que un niño quiera aprender matemáticas?, motivación, actitud y disposición a trabajar, a manejar y resolver problemas por uno mismo. Desde el punto de vista del profesor, se requiere ayuda, lecciones especiales, uso concreto de materiales (cubos, pesas, básculas, dados, juegos, cartas, etc.), pero también se necesita practicar. Se practica hasta la forma de resolver problemas, desde como localizar cual es el problema hasta la traducción de la forma verbal a la forma matemática. Lo más importante de todo es buscar y conseguir que los niños se interesen en el contenido.
Los profesores deben preparar su modo de enseñar, mostrando siempre nuevas formas, utilizando los materiales de apoyo y jugando. Así se puede observar como lo desconocido se convierte en conocido. Los profesores tratan de hacer que los niños se interesen en la materia mediante temas que los impresionen, operas, obras de arte, historia, etc.
Los profesores desafían a sus estudiantes para el debate y la discusión y no solo para “escuchar” la idea oficial del profesor., ya que ellos saben que la tarea más importante que tienen es motivar a sus alumnos. Se educa a los niños para que cuestionen, duden, es decir, se les forma en el pensamiento crítico. No basta con saber los contenidos o memorizarlos, sino saber interpretarlos y extrapolarlos y usarlos en su vida diaria (que es lo que evalúa la prueba PISA)
Además, en la sala de clases hay una fuerte cultura de cooperación, donde los alumnos saben que los profesores trabajan para ayudarlos a pensar mejor. Existe un sentido de amor en el interior de las salas.
Ahora, y con el ejemplo de Finlandia en nuestras mentes, abordemos otro ejemplo educativo que se alaba en el mundo. Singapur.

La otra cara de la moneda

En un esfuerzo por mejorar la educación preescolar, el gobierno de Singapur ha invertido en hacer grandes cambios para mejorar las políticas públicas educativas. Estos cambios requieren que los educadores repiensen sus conceptos de aprendizaje y enseñanza, teniendo en cuenta que el corazón de la calidad de la educación inicial está en la calidad de sus profesores.
En Singapur dicen que hoy nadie cuestiona la importancia que tienen los primeros años, saben que un buen comienzo en la vida es la base para el desarrollo futuro, su salud y bienestar, no solo para su infancia, sino que para la vida.

Las bases curriculares que creo Singapur en 2003 fueron las primeras en el mundo que identificaban los resultados esperados de los niños a cada edad y están fundamentadas en la filosofía de que los niños son participantes activos que aprenden a través del juego y que el rol del educador es muy importante en facilitar y profundizar este juego con propósito
Teniendo profesores de alta calidad, metodologías con base científica y ambientes ricos en estímulos, ¿Cómo pueden los adultos apoyar el aprendizaje de los niños de manera de maximizar su potencial y a la vez dejarlos disfrutar de las experiencias de aprendizaje en su infancia?

Cuestión de juego

Para los profesores en Singapur  es clave que los niños disfruten del aprender, ya que esto les va a permitir seguir profundizando las materias más adelante. Es por esto que las clases no son dirigidas por el profesor ni se rigen por el pizarrón y el lápiz: en las salas de clases se juega, pero no es un juego donde se deja al niño que descubra todo por sí mismo. Es una actividad con un propósito claro: se busca que el niño logre un aprendizaje a un nivel alto.
Por ejemplo: la educadora tenía planificado enseñar sobre las frutas y verduras. En una típica clase uno podría esperar que la educadora leyera un cuento donde aparezcan dichas frutas y quizás les podría mostrar algunas de manera concreta, para luego sentarse a la mesa y pedir a os niños que las dibujen.

¿Cómo lo realizo la profesora de Singapur?, ambiento su sala como una feria, con distintos puestos de ventas y donde los niños podían disfrazarse y jugar a comprar y vender frutas y verduras reales. A esto se le sumo que los niños podían intercambiar billetes, de manera de ir enseñando los números y sumas sencillas.

Luego  de jugar, reír y compartir con los compañeros y otras educadoras, los niños podían pasar a distintas mesas donde había muchos platos con diferentes frutas y verduras, con una foto y sus nombres en inglés y mandarín. Los alumnos podían verlas y analizarlas con lupas y luego podían realizar sus propias frutas con materiales de desecho.
Aquí el juego con propósito fue diseñado por las educadoras para que los niños disfrutaran del aprender, en un ambiente lúdico y sin estrés. Al jugar con los niños, las educadoras van enriqueciendo el vocabulario infantil, lo que es clave en ambientes preescolares de alta calidad
Este tipo de juego muy bien organizado se puede ver en distintos temas, como por ejemplo, las plantas. Las educadoras llevan muchos tipos de plantas para que los niños las vean con lupa, las toquen, las huelan, las comparen con obras de arte, que toquen sus nervaduras y también que las comparen con imágenes de libros de botánica, clasifiquen las semillas, los pétalos, etc.
Lo que resume toda esta práctica educativa es que todo debe ser enseñado de manera concreta, para luego llegar a las imágenes y a la simbolización, que vendría siendo la escritura en niños más grandes. Con este tipo de actividades las educadoras están seguras que lo aprendido no se les olvidara jamás, y que serán también capaces de transferir estos conocimientos a otras áreas.
La necesidad hoy es despertar en los profesores la urgencia del cambio. No podemos seguir mirando lo que hacen los líderes y simplemente decir que a ellos les va bien porque su cultura y su gente son muy distintas a nosotros los chilenos. Eso es menospreciar a nuestra gente.
Nosotros podemos hacerlo y ¡claro que somos distintos! El niño de Punta arenas es distinto al de Arica, pero son iguales en potencialidades y en ganas de aprender a un  nivel alto. Si lo hacen o no, es simplemente porque sus educadoras quisieron o no enseñarles y abrirle sus ojos al mundo.
Todos los niños tienen derecho a aprender más allá de su realidad, de su pertinencia.  Es nuestra labor como educadoras darles alas y para eso tenemos que prepararnos muy bien. Nuestra tarea hoy es elevar nuestras  expectativas y las de nuestros alumnos. Esto es lo único que nos permitirá dar el tan anhelado salto educativo.


En resumen:

·         Mejorar la educación supone invertir fuertemente en las personas, mejorar las practicas pedagógicas y contar con profesionales altamente capacitados, conscientes de su rol de guías y alejados de la práctica de ser “dispensadores de conocimientos”
·         Finlandia mejoro sustancialmente su modelo educativo al invertir en un modelo que fomenta la práctica reflexiva, la motivación y el bienestar pedagógico, es decir, apunta a la felicidad.
·         Singapur desarrollo sus bases curriculares orientadas a los resultados esperados de los niños, con un fuerte componente lúdico en la enseñanza, basado en la teoría de que el aprendizaje se logra generando interés.